Si la vida te da limones...pide sal y tequila!

La boda de L&R fue una boda atípica, llena de detalles pensados para sorprender a sus invitados.

Desde una bienvenida de perros hasta un momento de copeo antes de la fiesta acompañados del Piano Bar junto un futbolín y un toro mecánico.

¡Podríamos decir que fue una boda cañera donde reflejaba la personalidad de ellos!

Junto a Entre Tonos Pastel y Távola, creamos un entorno en La Centenaria 1779 espectacular.

Entre copa y copa, Italia, Francia, Estados Unidos y México, salieron para recibir a los invitados mientras bailaban sin parar.

¡Gracias a Sicalipsis foto podemos recordar estos grandes momentos!

Creamos contigo la boda de tus sueños

Llámanos